Dos historias - dos alumnas. ¿Cómo lograr éxito y satisfacción en tus estudios del arte?

Desde que empezamos a impartir clases en el 2015 hemos atendido a más de 3000 alumnos. La mayoría comienza sus estudios con mucho entusiasmo, pero algunos abandonan la Academia muy pronto.

¿Qué pasa? ¿Por qué comienzan con tanta vocación y se van en un mes?

Descubrimos que el mayor reto en el aprendizaje de la danza clásica es aprender a ser disciplinado y constante.

La vocación debe estar hombro a hombro con la disciplina y aquilatada en la responsabilidad. Los débiles en esto no deben ingresar a una escuela de arte a menos que sus metas son otras.


No creas que tu preparación dansistica solamente podrá estar en manos de los estrellas de ballet. El éxito en ballet es la disciplina y la repetición una y otra vez de los ejercicios. La formula es el 90 % de trabajo y el 10% de talento. Uno piensa que tomar una master class con una estrella de ballet de 60 minutos le daría más que un año de clases regulares, pero se equivoca.

Todavía no hay ninguna estrella grande de ballet que se formó de esta manera.


A continuación te contamos dos historias de dos alumnas, por supuesto usamos seudónimos para proteger su identidad.

Agrippina

Agrippina es una alumna que desde el primer día en la Academia se enfrentó a muchas  dificultades para estudiar ballet: tenía sobrepeso, muy poca coordinación y fuerza, casi no tenía flexibilidad y un día manifestó que ir a clases le parecía una tortura, era la alumna menos dotada de todo el grupo. Pero no se rindió y siguió. En unos meses mejoró mucho sus aptitudes físicas, bajó de peso y logró coordinar todos los movimientos.

Fue todo un orgullo para ella superarse a sí misma. Además adquirió gran seguridad al comprobar que puede mejorar lo que quiera y cuando quiera.

Zlatica

Zlatica llegó a la Academia con experiencia previa en danza, tenía muy buenas habilidades para el ballet, era la mejor alumna de su grupo en la primer clase, pero pronto empezó a faltar, en vez de tomar clases dos veces a la semana solo venia 2-3 veces al mes. Cuando un día no pudo hacer bien ningún ejercicio por faltar tanto se sintió tan incómoda que se enojó, se enfureció y abandonó la academia para siempre.

Son dos historias reales de dos alumnas de Primera Posición. Pero qué distinto es el final, ¿verdad?

Siempre decimos: la perseverancia, la disciplina y la constancia son las claves de éxito. Y no solo en ballet sino en cualquier ámbito.

Además perseverancia, disciplina y constancia en cada cosa que haces son algunos de los valores que puedes desarrollar y mejorar aún en edad adulta y el ballet puede ser una perfecta opción para hacerlo.


A continuación te compartimos un enlace para ver una serie de videos donde el autor del Método Vadim, Vadim Proshichev cuenta sobre las posibles dificultades en el aprendizaje de ballet clásico y da algunos tips y recomendaciones acerca de cómo superarlos y hacer tu camino hacia el éxito personal mucho más fácil y agradable.

Haz clic aquí 👇

https://www.youtube.com/playlist?list=PLrAfzjdseBGa3BnwSbPp-Jc3jAUiBfvqs


77 visualizaciones0 comentarios